Cómo jugar

Batallas

Los asedios y las batallas en tiempo real se inician desde la pantalla del mapa y se realizan contra el enemigo en campos de batalla en 3D. Tienes a tu disposición: caballería, arqueros, infantería y armas como la catapulta, el trabuquete y el cañón.

Pantalla del mapa

La pantalla del mapa te muestra una visión en conjunto de la campaña: verás tus ciudades y castillos, tu territorio y la posición de tus unidades. También podrás ver los territorios, ciudades y castillos de otras facciones, así como sus unidades.

Esta parte se juega por turnos y es aquí donde tomas todas tus decisiones estratégicas, mueves tus unidades por el mundo y entablas relaciones diplomáticas con otras facciones.

Construir un ejército

Las unidades militares (hombres y armamento) se han de formar (reclutar y construir) en tus ciudades y castillos. Se necesita tiempo y dinero para entrenar o crear una unidad y múltiples turnos para hacerlo con unidades avanzadas. Según se desarrollan nuevas tecnologías, estarán disponibles nuevas unidades militares más mortíferas.

Economía

Al igual que los castillos hacen de fábricas para construir tu ejército, las ciudades generan los ingresos de tu reino. Un economía fuerte es vital, ya que sin dinero no podrás entrenar a tus tropas, construir edificios o defender tu territorio.

Edificios

Hay una gran cantidad de edificios diferentes en Medieval II. Algunos te permiten construir nuevos tipos de unidades, mientras que otros generarán dinero, mejorarán defensas o aumentarán el nivel de felicidad de tus ciudadanos. Los edificios se construyen en ciudades y castillos y, como las unidades, necesitan de tiempo y dinero para poderse crear.

Agentes

Los agentes son unidades especiales con habilidades importantes e influyentes. Hay diferentes tipos de agentes, cada uno de ellos con papeles potencialmente importantes. Por ejemplo, las Princesas pueden forjar alianzas concertando matrimonios, los Asesinos pueden matar a líderes enemigos específicos y los Sacerdotes pueden difundir creencias religiosas.

Religión

La religión contribuye a la gestión de la felicidad y aumenta los ingresos en poblaciones crecientes. También puede unir facciones bajo un mismo símbolo, por lo que es útil en muchas ocasiones para forjar alianzas con otras facciones.

Diplomacia

Los emisarios te permiten negociar tratados y acuerdos con otras facciones, tales como acuerdos comerciales, alianzas militares o intercambios de territorios.